Se aplica a la posesión que se tiene o se adquiere de forma oculta o furtiva.