Se define como la minimización del riesgo de que un paciente abandone el centro de tratamiento sin autorización cuando la evasión suponga una amenaza para la seguridad del paciente o de otras personas: intervención de enfermería recogida en la Nursing Interventions Classification (NIC).