Psicol. Dep.

Principio de inhibición recíproca que asume que una respuesta perjudicial (por ejemplo, una tensión muscular asociada con una situación estresante) se puede eliminar con la presencia de una respuesta antagonista (por ejemplo, relajación). El principio de Wolpe se aplica cuando el deportista se relaja como preparación para una competición potencialmente estresante.