Se define como un estado en el que un individuo sufre períodos prolongados de tiempo sin sueño (suspensión periódica natural sostenida de la consciencia relativa): diagnóstico de enfermería aceptado por la Thirteenth National Conference on the Classification of Nursing Diagnoses.