La partícula primordial: protómero mnémico, es decir, el más diminuto corpúsculo capaz de englobar un complejo engrámico hereditario.