Med.

La prueba sanguínea que se realiza en casos de ictericia para determinar si ésta se debe a causas prehepáticas (como la anemia hemolítica), a disfunción hepatocelular (como en la hepatitis) o a una obstrucción extrahepática de los conductos biliares (cálculos o tumores que bloquean los conductos).