Dícese de la prueba que se realiza pidiendo al sujeto que permanezca de pie sobre una pierna y flexione la cadera contraria. La respuesta normal consiste en un movimiento descendente (inferior) de la espina ilíaca posterior sobre el lado de al cadera flexionada. Se considera que hay disfunción de la articulación sacroilíaca cuando la espina ilíaca posterior no desciende y la rotación interna de la cadera es a menudo incómoda y está un tanto limitada.