La prueba de laboratorio que pone de manifiesto la inflamación de la cápsula de una bacteria cuando ésta es expuesta a un antisuero específico. Se utiliza como prueba de laboratorio en la identificación del género, especie y subespecies de las bacterias responsables de una enfermedad.