El método para valorar el grado de movimiento de las articulaciones de los hombros. Al paciente se le pide que arañe su espalda pasando una mano por encima de su cabeza mientras que la otra mano la debe pasar por detrás de su espalda; esta prueba requiere un movimiento de abducción y rotación externa de un hombro y aducción y rotación interna del otro.