La prueba que se realiza para detectar la presencia de bacterias en sangre (bacteriemia); se identifican las bacterias presentes y se analiza su resistencia frente a antibióticos.