Flora Iberica: Vivaces, rizomatosas. Tallos floríferos herbáceos. Hojas basales 1-3 pinnatisectas. Flor actinomorfa, única en cada tallo, con un involucro de brácteas foliáceas –según otros, hojas caulinares– verticiladas, variables en forma y tamaño. Perianto formado por una sola envoltura de 6 piezas, petaloideas, libres, externamente sedosas, muy caducas. Estambres numerosos, y en la mayoría de las especies, por añadidura, estaminodios nectaríferos. Carpelos en cantidad variable, pero siempre numerosos, con solo un rudimento seminal; estilos muy acrescentes, plumosos, cuyo conjunto resulta por fin característico en extremo.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.