Del lat. pulsus, m. Med. Fís.

Conjunto de golpes o latidos producidos por el movimiento de la sangre en las arterias, que se percibe en algunas partes del cuerpo, especialmente en la muñeca. Se aplica a la seguridad o firmeza en la mano para ejecutar una acción con acierto: tiento o cuidado. En medicina, la serie de pulsaciones que se perciben en una parte del cuerpo. El pulso es la expansión y retroceso rítmicos de las arterias como resultado de una onda de presión producida por la contracción del ventrículo izquierdo del corazón. El pulso puede palparse en cualquier arteria que esté lo bastante cerca de la superficie del cuerpo y pase por encima de un hueso. Ver también frecuencia del pulso. En física, la variación corta e intensa del valor de una magnitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.