Flora Iberica: Hierbas anuales o perennes, glabras o pelosas, cespitosas o con rizoma de entrenudos ± largos. Tallos simples o raramente ramificados, trígonos, lisos. Hojas basales o caulinares, liguladas. Inflorescencia terminal, en antela, con los radios a veces muy desiguales, rematados por un fascículo o una espiga de espiguillas; brácteas en número variable, foliáceas, de tamaño decreciente a medida que se alejan de la base, la inferior con la base generalmente ensanchada; espiguillas en número variable, comprimidas. Glumas dísticas, glabras, generalmente caedizas en la madurez, de ordinario con 2 o más nervios que dejan entre ellos un espacio de color verde diferente al del resto de la superficie. Flores hermafroditas, sin perianto. Estambres 2-3. Estilo con 2 estigmas, generalmente papilosos. Aquenios biconvexos, comprimidos (con un borde que toca el eje), lisos, con la base del estilo persistente, en forma de una corta columna.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.