El par de relieves gruesos de tejido en el canal auricular embrionario. Durante el desarrollo embrionario se unen y se funden para formar un tabique, que divide el canal en dos conductos que, en última instancia, se transforman en los orificios auriculoventriculares.