El procedimiento diagnóstico en el que la imagen de un trazador radiactivo que se ha administrado previamente se obtiene según una regla matemática, como la división de una imagen pro otra. En la tomografía por emisión de positrones, el procedimiento en el que un parámetro fisiológico, como un flujo sanguíneo, se representa de acuerdo con su posición anatómica.