Med.

El procedimiento diagnóstico en el cual se utiliza una serie de imágenes sucesivas de la rápida distribución de un marcador radiactivo administrado, para determinar un proceso o procesos fisiológicos del organismo.