Med.

Los días totales de hospitalización que puede emplear un paciente que ha agotado las prestaciones del sistema Medicare para un determinado proceso o enfermedad.