Se aplica al acto ilegal que interfiere con la libre competencia en una transacción comercial o de negocios, de tal forma que limita la producción de un producto o la prestación de un servicio, que afecta al coste de un producto o de un servicio o que controla el mercado de cualquier modo actuando en perjuicio de los consumidores o compradores del servicio o producto.