Med.

El confinamiento de una persona en la cama mediante el uso de medios físicos, mecánicos o químicos si fuera preciso.