Se aplica al resultado de una prueba que indica que una persona tiene cierta enfermedad o afección cuando en realidad no la tiene.