Del gén. Rosa, f. pl. Bot.

Familia de rosales, suborden de las rosíneas, de flores cíclicas y con el cáliz y corola bien diferenciados, las más veces pentámeras y actinomorfas. El receptáculo afecta muy diversas forma, ya que puede ser convexo, plano o casi plano, o más o menos ahondado, de manera que las flores, as su vez, pueden ser hipóginas, períginas o epíginas. El androceo suele constar de 2-4 verticilos estaminales o puede tener los estambres en número indefinido; en el gineceo la simetría pentámera acostumbre faltar, y hallamos los carpelos en número de 1-4 ó, con mayor frecuencia, son éstos más numerosos o muy numerosos, unas veces libres, otras adherentes por medio del eje florea, que se vuelve carnoso y los reúne y consolida en los casos en que el ovario es ínfero; en cada cavidad ovárica no suele haber más de 2 rudimentos seminales; fruto en folículo, aquenio, drupa, pomo, etc. Hierbas, arbustos o árboles de más variado porte, generalmente con hojas esparcidas y estipuladas. Se conocen alrededor de 2000 especies del Antiguo y Nuevo Mundo: Spiraea, Quillaja, Cotoneaster, Cydonia, Pirus, Eriobotrya, Crataegus, Mespilus, Rubus, Fragaria, Potentilla, Filipendula, Alchemilla, Rosa, Prunus, Licania, etc.
En la clasificación de Tourneport, la clase 6.ª de la misma, constituida por plantas herbáceas de corola dialipétala y actinomorfa, de tipo rosáceo.
En la misma clasificación, la clase 21.ª, que comprende las plantas arbóreas de las mismas características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.