Del lat. rosales, de la fam. rosaceae, f. pl. Bot.

Orden de dicotiledóneas arquiclamídeas, de flores cíclicas o helicocíclicas, con el perianto en general bien diferenciado en cáliz y corola, actinomorfas o netamente zigomorfas, con el androceo isostémono, diplostémono o polistémono; gineceo con tantos carpelos como piezas tienen el cáliz y la corola, o con frecuencia en menor número y aun a menudo reducidos a uno, libres o concrescentes; 2 subórdenes, saxifragíneas y rosíneas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.