Flora Iberica: Hierbas perennes o perennizantes, glabras, monoicas, dioicas o andromonoicas, con todas las hojas en la base. Hojas largamente pecioladas, con limbo de las hojas aéreas sagitado, palmatinervio, el de las hojas sumergidas o flotantes mucho menos desarrollado. Inflorescencia en racimo o panícula tirsoidea, con 2-5 nudos, cada uno de ellos con (1)2-3 flores verticiladas. Flores pediceladas o subsentadas, hermafroditas o unisexuales, las hermafroditas o femeninas, siempre dispuestas en los 2(3) verticilos inferiores de la inflorescencia, las masculinas en los verticilos superiores y en las ramas laterales –cuando existen; brácteas soldadas entre sí o libres. Androceo de las flores masculinas con 20-40 estambres, las hermafroditas con menos estambres que las masculinas; filamentos estaminales aplanados y glabros o subcilíndricos y papilosos; anteras sagitadas, basifijas. Gineceo semiesférico, con numerosos carpelos libres entre sí, dispuestos helicoidalmente alrededor del receptáculo; pistilos con un solo rudimento seminal y un estilo pequeño con un estigma terminal. Fruto poliaquenio, subesférico. Aquenios aplanados, normalmente alados, ± falcados, sin costillas, indehiscentes. Semillas ± estrechamente elípticas, estriadas longitudinalmente, foveoladas.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.