Es una forma de acrocefalopolisindactilia autosómica recesiva que se caracteriza también por defectos cardíacos congénitos, desviación hacia los lados y flexión anómala de los dedos, y desviación cubital, pero sin alteración de la inteligencia (Richard M. Goodman, médico israelí, s. XX).