Med.

Término utilizado en un sistema antiguo de clasificación, referido a un síndrome mental orgánico, que se caracteriza por un cambio notable en el comportamiento o la personalidad provocado por un factor orgánico específico y que no se asocia a obnubilación o demencia. Las causas más comunes son las lesiones cerebrales expansivas, los traumatismos craneales y las enfermedades cerebrovasculares.