Med.

Se dice de la disminución o ausencia de una característica de la salud normal como un signo de enfermedad, como el afecto aplanado o el mutismo que se observan a veces en la esquizofrenia.