Med.

El síntoma que se acompaña de signos objetivos que confirman la afectación física del paciente y que permiten al examinador médico, personal de enfermería u otros profesionales sanitarios, deducir su causa.