Flora Iberica: Frondes solitarias o formando grupos de 2-5, de reniformes a elípticas, con rafidios y drusas parenquimáticos; cara superior con (3)5-16(21) nervios visibles; cara inferior de color rojo obscuro, con varias capas de aerénquima que llegan a hacer a la fronde ± gruesa, rara vez gibosa. Raíces 2-21 por fronde, cubiertas en la base por una escama (profilo) semicircular; caliptra recta o curvada, aguda, rara vez obtusa. Inflorescencia formada por 2 flores masculinas y 1 femenina, con espata. Ovario con un rudimento seminal anfítropo, o 2-4 anátropos. Fruto globoso, alado hacia el ápice. Semillas con costillas longitudinales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.