Del lat. tetras, -adis, der. del gr. τετράς, -άδος, f. Biol. Bot.

Literalmente, el número cuatro: tétrada. En biología, se aplica al conjunto de las cuatro cromátidas que aparecen durante la meyosis (meiosis), por división ecuacional de cada uno de los dos univalentes que componen los bivalente, y que producen dos cromátidas por cada cromosoma. La tétradas adoptan varias posiciones; cuando forman una cruz constituyen el estaurosoma (J. H. y S.). En botánica, el conjunto constituido por cuatro células producidas por dos divisiones sucesivas de la célula madre. De esta manera resultan formadas las esporas de los briófitos y de los pteridófitos, así como los granos de polen de los antófitos. En éstos se dice que el ponen forma tétrades cuando no se dispersa, y los cuatro granos de cada una de aquéllas permanecen unidos; como vemos en las ericáceas (F. Q.). En algología, el grupo de cuatro células de origen común. En muchas colonias o cenobios de diversos géneros de algas (Radiococcus, por ejemplo), las aplanósporas, producidas en número de cuatro en cada célula, quedan más o menos aproximadas en el resto de su existencia, formando tétrades dentro de una envoltura mucilaginosa general (R. M.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.