Del lat. tetras, -adis, der. del gr. τετράς, -άδος, f. Biol. Bot.

Literalmente, el número cuatro: tétrada. En biología, se aplica al conjunto de las cuatro cromátidas que aparecen durante la meyosis (meiosis), por división ecuacional de cada uno de los dos univalentes que componen los bivalente, y que producen dos cromátidas por cada cromosoma. La tétradas adoptan varias posiciones; cuando forman una cruz constituyen el estaurosoma (J. H. y S.). En botánica, el conjunto constituido por cuatro células producidas por dos divisiones sucesivas de la célula madre. De esta manera resultan formadas las esporas de los briófitos y de los pteridófitos, así como los granos de polen de los antófitos. En éstos se dice que el ponen forma tétrades cuando no se dispersa, y los cuatro granos de cada una de aquéllas permanecen unidos; como vemos en las ericáceas (F. Q.). En algología, el grupo de cuatro células de origen común. En muchas colonias o cenobios de diversos géneros de algas (Radiococcus, por ejemplo), las aplanósporas, producidas en número de cuatro en cada célula, quedan más o menos aproximadas en el resto de su existencia, formando tétrades dentro de una envoltura mucilaginosa general (R. M.).