Del gr. τετράεδρον, m. Geom.

Literalmente, cuatro caras. En geometría, sólido terminado por cuatro planos o caras; poliedro de cuatro caras; poliedro formado por cuatro caras triangulares; pirámide de base triangular. En botánica, tratándose de rodofíceas, el conjunto de las cuatro tetrásporas del tetrasporangio, que aparecen formando a modo de un tetraedro (R. M.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.