Med.

El tiempo que pasa desde el diagnóstico de una enfermedad o el comienzo del tratamiento hasta que la enfermedad empieza a empeorar o se disemina a otras partes del cuerpo. En un ensayo clínico, medir el tiempo transcurrido hasta la progresión es una manera de determinar la eficacia de un tratamiento nuevo: también se llama TTP.