Med. Psicol.

Se dice de cualquier trastorno que afecta a la función, deseo o desempeño sexual. En psicología, se aplica a cualquier trastorno de este tipo que esté producido al menos en parte por factores psicológicos (DSM-IV). El trastorno que se caracteriza por una disminución u otra alteración del deseo sexual se denomina disfunción sexual, y el que el caracterizado por la existencia de fantasías o prácticas sexuales inusuales o extrañas se denomina parafilia.