Med.

Perteneciente a un grupo de trastornos que son caracterizados por síntomas que sugieren una enfermedad física, para la cual no existen causas orgánicas ni disfunciones fisiológicas demostrables: los síntomas suelen ser las manifestaciones físicas de algún factor o conflicto psíquico no resuelto.