Med.

Es una técnica destinada a inducir el sueño, en especial al paciente psiquiátrico, administrando una corriente pulsátil de escasa amplitud al cerebro. El cátodo se coloca sobra la órbita y el ánodo sobre la apófisis mastoides. La corriente, liberada durante 15-20 minutos, produce una sensación de hormigueo, pero no siempre induce el sueño.