Es una forma infantil de tuberculosis que se localiza fundamentalmente en los pulmones, en la faringe posterior o, rara vez, en la piel. Los lactantes no ofrecen resistencia a la enfermedad, se infectan con facilidad y son especialmente vulnerables a la diseminación rápida y masiva de la infección por todo el cuerpo. En la infancia la enfermedad es generalmente breve y benigna, se caracteriza por linfadenopatías regionales, calcificación de los tubérculos e inmunidad residual.