Med.

Se aplica a la infección de los pulmones por Mycobacterium tuberculosis. La primera infección suele ser quiescente, pero con posterioridad puede producir neumonía y otras afecciones.