Biol.

Recipiente que se utiliza para recoger y coleccionar pequeños animales, como son los insectos, o muestras de suelo o de hojarasca. La muestra se coloca sobre un filtro de rejilla gruesa en la parte más baja del tubo, sobre el que se coloca, a unos 25 cm, una luz de unos 100 vatios, el calor de la bombilla seca y calienta la muestra, con lo que los animales que contenga la muestra pasan a través del filtro a la parte inferior del tubo, desde el que se pueden recolectar para los usos deseados. En el recipiente de recolección se puede poner agua o alcohol, para evitar que los animales escapen o para que mueran y queden fijados para estudios posteriores, respectivamente.