Del lat. ustilaginales, de la fam. ustilaginaceae, f. pl. Bot.

Orden de basidiomicetes, generalmente parásitos de plantas superiores, cuyo micelio vive en los tejidos de las mismas, en posición claramente intercelular, si bien emite haustorios que penetran en las células del hospedante. La infección comienza muy pronto, en muchos casos en el momento de formarse la semilla; el micelio crece después simultáneamente con la planta atacada y desde el principio se percibe el daño que le ocasiona. Otras veces, la infección se produce cuando la semilla germina o cuando la planta está ya formada. En determinados sitios de la planta hospedante (ovario, partes del tallo, anteras, etc.), los cuales generalmente quedan deformados, aparecen las clamidósporas, que rellenan los tejidos destruidos con una masa (tizón) negruzca y carbonosa. Estas clamidósporas, al germinar, constituyen un saprófito formado por un corto filamento micélico (promicelio), que produce los esporidios. Estos esporidios, a su vez, forman un nuevo micelio parasitario, o conidios (pro un fenómeno parecido a la germinación de la levadura de cerveza). Comprende dos subórdenes: ustilaginíneas (ustilaginineae), con los basidios de tabicación transversal; y las tilletiíneas (tilletiineae), con los basidios (promicelio) indivisos (E. G.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.