Anat.

El vaso sanguíneo que permite la derivación de la sangre. Los vasos de derivación forman un conducto puente en la circulación sanguínea, conectando dos conductos anatómicos y derivando la sangre de una región a otra. Ver también anastomosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.