Anat.

El vaso sanguíneo que permite la derivación de la sangre. Los vasos de derivación forman un conducto puente en la circulación sanguínea, conectando dos conductos anatómicos y derivando la sangre de una región a otra. Ver también anastomosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.