Teol.

El vaso que, consagrado y bendecido, se destina a la celebración de la misa o a la conservación de las especies sacramentales.