Med.

El término se aplica, en radioterapia, al tiempo necesario para que un elemento radiactivo disminuya un 50% en un cuerpo animal como resultado de la acción combinada de la disminución de la radiactividad y de la eliminación biológica.