Tecnol.

Los vidrios utilizados en la fabricación de aparatos ópticos: tienen que ser muy homogéneos y no tener impurezas ni burbujas de aire.