Flora Iberica: Perennes de vida corta, crasas, postradas, cristalino-papilosas en todas las partes verdes. Hojas pecioladas, planas, sin estípulas. Flores solitarias, axilares, pedunculadas, sin brácteas. Tépalos 4 -2 generalmente foliáceos y mayores-, li­bres. Estaminodios petaloideos, numerosos, en varios verticilos, concrescentes en la base en tubo corto. Estambres indefinidos, pero no muy numerosos, erec­tos, insertos en el tubo estaminodial. Ovario ínfero, de 4 carpelos, sin tubércu­los placentarios ni opérculos, y de placentación axilar; estigmas 4, pequeños y sésiles. Cápsula loculicida, de 4 valvas; éstas de longitud menor que su anchu­ra, con crestas de expansión contiguas y sin alas marginales. Semillas subglo­bosas, algo comprimidas, tuberculadas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.