La sensación de que la mente se ha separado temporalmente del cuerpo (out-of-body experience [oobe]). La sensación se suele producir cuando el paciente está dormido, en trance o inconsciente, como por ejemplo durante la cirugía. La persona contempla su cuerpo como podría hacerlo un observador impersonal. En algunos casos la persona visualiza objetos o personas que están más allá del alcance de los sentidos normales. A veces, un paciente próximo a morir se da cuenta después de despertar de que había sido declarado muerto durante los momentos de la experiencia.