Flora Iberica: Arbustos o pequeños árboles. Hojas alternas, simples o compuestas, sésiles o pecioladas. Inflorescencias en racimo axilar o terminal, con las flores geminadas, a veces umbeliformes, raramente en panícula; brácteas caedizas. Flores generalmente hermafroditas, zigomorfas, a veces actinomorfas. Tépalos unidos y enrollados en el botón floral, libres y estirados en la antesis; limbo corto, reflexo; uña larga. Estambres subsésiles, insertos en el limbo de los tépalos; anteras elipsoideas u ovoideas. Ovario sobre un corto ginóforo, con dos rudimentos seminales; estilo en general exerto; estigma oblicuo. Fruto en folículo leñoso, tardíamente dehiscente, con 2 semillas. Semillas aladas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.