Flora Iberica: Plantas anuales o vivaces. Tallos reducidos a un simple nudo con hojas, o ramificados con nudos a veces enraizantes; rama florífera erecta o suberecta, glabra o con pelos glandulíferos. Hojas sumergidas sésiles, acuminadas u obtusas; las emergentes, reniformes, o de oblongas a lanceoladas, acuminadas u obtusas, delgadas. Inflorescencia uniflora o en espiga, pedúnculo glabro o con pelos glandulíferos. Espata aguda o caudada, abrazando al menos la base de la inflorescencia. Flores casmógamas o cleistógamas. Perianto hipocrateriforme, glabro o con pelos glandulíferos, con 6 tépalos lineares, oblongos u oblongolanceolados, de obtusos a acuminados, amarillos, azules o blancos. Androceo con 3 estambres, los 2 superiores más pequeños; filamentos glabros o pelosos, amarillos o morados, delgados, a veces alados; anteras redondeadas o sagitadas, blancas, amarillas o moradas. Gineceo tricarpelar, con 1 ó 3 lóculos y numerosos rudimentos seminales; estilo con estigma capitado. Fruto en cápsula, con numerosas semillas. Semillas ovoides, con alas longitudinales y estrías transversales entre ellas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.