El trastorno asociado a la tracción del esqueleto y caracterizado por infección superficial o profunda, por infección de los tejidos blandos o por osteomielitis. Estas infecciones se pueden desarrollar en las áreas de tracción por clavos del esqueleto.