La ley californiana llamada así por sus promotores (Lanterman, Petris y Short), que proporciona protección y tratamiento a personas juzgadas como gravemente discapacitadas y por tanto incapaces de proporcionarse a ellos mismos alimentos, vestidos o cobijo. La ley fue elaborada para salvaguardar los derechos constitucionales de personas amenazadas con ingresos involuntarios basados en un diagnóstico psiquiátrico; hay leyes similares en otros estados.