Flora Iberica: Rizoma paleáceo. Frondes esparcidas, a veces subfasciculadas; pecíolo y raquis castaño-rojizos; lámina varias veces pinnada, cubierta de páleas escamosas y pelos pluricelulares, con nervadura dicótoma; pinnas o pínnulas sésiles o subsésiles, articuladas con el raquis, con margen revoluto (pseudoindusio) y envés densamente cubierto de páleas y pelos pluricelulares. Esporangios en varias filas en la zona terminal de los nervios. Esporas triletas, subesféricas.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.