Med.

La autosensibilización resultante de cualquier inflamación que ocasiona prurito y lesiones vesiculares; estas lesiones secundarias se originan por antígenos circulantes y se encuentran distantes a la localización de la infección primaria.